-Español -ES Preferencias

Not signed-in

Mis apartados

Preferencias

Please select your country!

{{group.Text}}

{{"ifind_go-back" | translate}}

{{group.Text}}

Fresado de chaflanes

Fresado de chaflanes
 

Los chaflanes, biseles en V, rebajes, preparaciones para el soldado y desbarbado a lo largo de los bordes de las piezas suelen implicar operaciones de fresado de chaflanes. Estas operaciones pueden realizarse de diversas formas, según el tipo de máquina y reglaje disponibles. Puede utilizase una fresa de planear pequeña, una fresa de filo largo, una fresa de ranurar o una fresa de achaflanado.

 

Elección de la herramienta

Fresas de achaflanado

La elección de la herramienta de achaflanado depende de varios factores como:

  • Si la operación es de achaflanado frontal o inverso.
  • Ángulo de achaflanado.
  • Profundidad de chaflán máx.
  • Material que se va a mecanizar.

En las operaciones de achaflanado frontal, una de las principales consideraciones también será el conjunto de herramienta disponible en la máquina. Para operaciones de achaflanado inverso, el tamaño del agujero también limitará el tamaño de la fresa y la elección de la herramienta. Habitualmente, por motivos de accesibilidad, los chaflanes pequeños en operaciones interiores requieren una herramienta de metal duro enteriza, mientras que las características más grandes permiten utilizar fresas de plaquita intercambiable.​

Fresas complementarias para achaflanado

En las máquinas de 4 y 5 ejes, donde la máquina o la pieza pueden estar inclinadas, puede utilizarse una serie de herramientas para el achaflanado y el desbarbado como p. ej.:

  • Fresas de ranurar de 90 grados
  • Fresas de planear de 45 grados
  • En chaflanes grandes, pueden utilizarse fresas de filo largo
 

Cómo se aplica

Datos de corte

Normalmente, la profundidad de corte, ap, y la anchura de corte, ae, son bajas en relación al diámetro de la fresa. Esto significa que deben aplicarse las recomendaciones de velocidad de corte más altas para empañes más pequeños. Además, también puede incrementarse significativamente el avance por diente, fz. Los requisitos de acabado superficial limitan el fz.

Achaflanado de un agujero

Con algunas fresas, capaces de achaflanar y roscar, es posible achaflanar el agujero tras completar la operación de roscado con la misma herramienta y plaquita. Esto se realiza con un recorrido de fresado circular, consulte la secuencia de programación más abajo.​

 

Punto cero para la longitud y el radio de la herramienta
  1. Coloque la fresa centrada sobre el agujero taladrado, con la fresa giratoria, y desplácese axialmente a la profundidad de la brida (Z = altura de la brida – tamaño del chaflán).
  2. Avance la fresa para empañar con la compensación del radio (Y = radio del agujero).
  3. Interpole 360⁰
  4. Invierta el avance hacia el centro del agujero.
  5. Retire la fresa.

Nota: para ajustar el tamaño del chaflán, modifique la posición Z (no ajuste el diámetro ya que puede generar fricción en el agujero).​

 

{{getHeaderText()}}

 
Usamos las cookies para optimizar las funciones de nuestra web. Mas información sobre cookies.